miércoles, 11 de junio de 2008

El chiste de la semana

Hotel de una capital de provincia. Tarde de invierno. Llueve mansamente sobre las calles desiertas. Nuestro héroe, después de haber comprobado que no hay fútbol en la tele, que el hilo musical no funciona y de haber agotado el mueble-bar, hojea distraídamente la Biblia que hay sobre la mesita de noche. Parece animarse y descuelga el teléfono.

- Recepción.

- Buenas tardes, señorita. ¿Tienen horarios de trenes?

- Pues no, lo siento.

- No importa, gracias. Por cierto, !que voz tan agradable tiene usted!.

- Me pregunto a que hora termina su turno...

Nuestro héroe, echando mano de toda su labia, convence a la telefonista para que se tome una copa en su habitación.
La telefonista sube y naturalmente terminan en la cama.
Mientras disfrutan del segundo pitillo después del acto, la telefonista, con ojos risueños dice:

- !Quien me iba a decir a mi que iba a terminar en la cama contigo!. Si apenas nos conocemos...

- Pues yo lo sabia. Responde nuestro héroe.

- !Que lo sabias! Y ?Como?.

- Muy sencillo: esta escrito en la Biblia.

- En la Biblia. !Que me dices! ¿En qué capitulo? ¿En qué versículo?

- No, no, aquí en la contraportada, escrito a bolígrafo:
!!!LA TELEFONISTA FOLLA!!!

4 comentarios:

DaniBai dijo...

Muy buen chiste, lo pusimos hace algun tiempo en nuestro blog, pero una buena seleccion cada vez que lo escuchamos nos jinchamos de reir, oye mota, haz hueco en la estanteria que tienes otro premio, pasate a recogerlo cuando puedas.
Un saludo y por supuesto 5 puntazos.

Chio dijo...

Joooooooooooeeeeeee!!!
Es bueno Motaaaaaaaa!!
Jajajaja...

Julio dijo...

xDDDDDDDD.
Muy bueno niño.

nika dijo...

Muy buenos días, soy Mar, una ATV que se ha hecho un blog para que aquellos que tengáis animales y queráis aprender o simplemente tengáis dudas yo os ayudare.
Espero que me visitéis.
Muchas gracias.