miércoles, 19 de noviembre de 2008

Axolote

El nombre proviene de la lengua Náhuatl axolotl, que significa perro del agua o monstruo del agua. Según cuenta la mitología Náhuatl, el Axolote es la transformación acuática del dios Xolotl, hermano mellizo de Quetzalcóatl, monstruoso a causa del nacimiento gemelar. La dualidad se manifiesta en las transformaciones a las que recurre para evitar el sacrificio. Xolotl rehusaba la muerte, huyendo del verdugo y ocultándose en distintos lugares, hasta que escapó introduciéndose al agua, donde se transformó en un pez llamado Axolotl. Ésta es su última metamorfosis. Finalmente, el verdugo lo atrapó y le dio muerte. Xolotl es un dios que le tiene miedo a la muerte, que no la acepta y quiere escapar de ella mediante sus poderes de transformación.



Cientificamente el axolote (Ambystoma mexicanum) es un anfibio con cola originario del lago Texcoco, actualmente bajo México D.F. Antiguamente se le confundió como ejemplares larvas de la salamandra tigre que no habían experimentado la metamorfosis; sin embargo, hoy se les reconoce como especies distintas. A primera vista parece un renacuajo gigante, con una gran cabeza de ojos sin párpados y boca de gran capacidad, dientes diminutos y lengua retráctil. En los ejemplares albinos y albinos parciales se pueden observar los huesos transparentándose a través de la fina piel. Tienen 4 dedos en las patas delanteras y 5 en las traseras.



Curiosamente, el axolote ha desarrollado la capacidad de madurar sexualmente y reproducirse conservando el estado larvario. Son muy utilizados para la experimentación científica debido a su habilidad para regenerar ciertas partes de su cuerpo. También se venden como mascotas, la verdad que hay que tener ganas de tenerlo de mascota.


8 comentarios:

Esteban dijo...

Pues hombre... yo no lo tendría como mascota, dsde luego, porque es un rato feo.

Supongo que lo de la experimentación, además de por sus carácteristicas, será porque a nadie le da pena matar un bichajo de esos.

En este caos voto por la leyenda del Dios que me parece más bonita que la realidad científica.

Un abrazo,

DaniBai dijo...

y nosotros que le vemos cara de simpático? a ver si encuentro uno que en mi bañera iba a encontrar un ecosistema perfecto jajajaja

Jordi dijo...

Un poco rarito si que es el bichejo

Tashano dijo...

Hola MOta, me ha gustado mucho la Leyenda que nos has contado , pero pobrecito, si mas que miedo da pena con esas melenas!!!!.

Un beso

mónica dijo...

Ayyyy, reconozco que en la primera foto sale gracioso el bicho, pero así a primera vista, me lo encuentro por la calle y un poco de susto si que da. Lo que pasa es que igual luego se le coge cariño,jeje

silicongirl dijo...

En la primera foto me parecía una monería pero ya más grandecito.... yo no lo tendría de mascota.

Besos

despe dijo...

me quedo con la definicion de perro de agua, bueno a mi se me figuro como una iguana por la forma del cuerpo y no creo tenerlo de mascota ahahah me da miedito excelente post un beso despe.

Anónimo dijo...

Es un animalito muy raro y en peligro de extinción, yo no lo tendría de mascota, pero deberían de hacer algo por conservarlo, ya que quedan realmente muy pocos en su hábitat natural, debido a la contaminación del lago de xochimilco, que al parecer es en el único lugar del mundo que se le encuentra.